Nueva temporada del blog y nueva misión

Al empezar este nuevo año 2023 y con él, retomar mi blog, tenía claro que tenía que centrarme mucho más en los contenidos que quería compartir con vosotras.

En las primeras temporadas del blog, estos dos últimos años, he ido tratando distintos temas sobre el bienestar y la psicología positiva. Ya sabes que es la parte de la Psicología que me mueve.

Pero ahora siento que mi experiencia de vida, unida a mis conocimientos, están ahí para sacarlos hacia afuera y poder ayudar a tanta gente como sufre cada día.

Y una de mis experiencias de vida fue una enfermedad como el cáncer, con todos sus tratamientos necesarios, que me hizo ver que la gestión de tus emociones y tu mente es la base de tu actitud ante la enfermedad.

 

Nuevos contenidos sobre gestión emocional para afrontar una enfermedad

 

Es por esto que a partir de ahora me centraré en ayudar a gestionar emocionalmente una enfermedad complicada, ya sea cáncer o cualquier otra que ponga al enfermo al límite emocional.

Ojalá no te veas en una situación así, pero por desgracia es tal la incidencia que hay, que puede verse afectada cualquier persona de tu entorno. Y entonces te puedes dar por aludida en mis contenidos. Todo lo que comparta lo haré para la persona enferma y para sus familiares y amigos cercanos.

Si algo descubrí durante mi enfermedad, es que no existía un manual ni para mí ni para ellos. Y ellos sufrían igual que yo, y necesitaban gestionarlo emocionalmente. Es por eso por lo que a todos nos va a servir en algún momento de la vida. 

 

la vida te manda señales, en tu actitud está buscarlas

La vida te da señales

 

A estas alturas de la vida, no hace falta que te cuente lo que significa la vida completa, con bienestar. 

Significa un cúmulo de circunstancias distintas cada día que nos ayudan a crecer, prosperar, disfrutar. Unas mejores, otras normales, otras regulares y otras muy desagradables. No lo vamos a negar. Pero de todas ellas se aprende. Todas están por algo.

La vida te va dando señales para seguir formándonos y desarrollándonos. Y depende de ti el tener la actitud de verlas, de buscarlas, de estar atenta a ellas. Si no, pasan al lado tuya y ni las ves, ni te dejas enseñar ni avanzar.

 


La vida te va dando señales para seguir formándonos y desarrollándonos. Y depende de ti el tener la actitud de verlas, de buscarlas, de estar atenta a ellas. Si no, pasan al lado tuya y ni las ves, ni te dejas enseñar ni avanzar.


 

En mi caso, mi cáncer fue una señal.

De eso hace ya más de cinco años, que no es poco. Pero más vale tarde que nunca, dice el refrán, y yo me he ido dando cuenta poco a poco, que esa experiencia de vida, que no fue nada recomendable, pero que no la puedo ignorar, fue una señal.

Una señal para que volviera a retomar mi Psicología, descubriera el mundo del Mindfulness y de vivir el presente con atención plena, y me hiciera experta en Gestión emocional, y así hoy esté aquí para ayudar a todo el que lo necesite a gestionar de la mejor manera su mente y sus emociones en una situación complicada como ésta.

Entiendo que no todos los enfermos tienen un final como el mío, aunque nunca podemos decir que pasará en el futuro. Pero los que salimos otra vez a la normalidad podemos ayudar mucho a los que por desgracia siguen entrando cada día en la planta de oncología de cualquier hospital.

Y esa es mi misión de vida en estos momentos.

Espero que todos saquéis algo de gestión emocional ante los sinsabores que nos mande la vida en forma de enfermedad. 

 

Conclusión

 

A partir de ahora el blog tendrá algún cambio de contenido.

Si estás pasando por alguna enfermedad como el cáncer o cualquier otra que ponga en riesgo tu vida, o tienes a alguien cercano que la está sufriendo, espero poder ayudarte a afrontarla de la mejor manera.

La mente y con ella las emociones marcan una diferencia en la forma como vivimos la enfermedad.

Pondré todos mis recursos y todas las herramientas necesarias para acompañarte a vivirla.

Ni negar la evidencia ni rebelarnos ante ella dejará de hacer que la tengamos que pasar.

Te propongo vivir cada día aprovechando los pequeños momentos «buenos» que te dejen los tratamientos. Algunos hay, te lo digo por experiencia.

Si te apetece compartir con nosotras tus reflexiones, déjanoslas en comentarios ¡nos encantará acompañarte!

 

 

 

 

Nueva temporada del blog y nueva misión