¿Se puede cambiar el carácter a los 50?

 

Hay bastante confusión en torno a esa pregunta de si es posible modificar el carácter una vez que hemos rebasado la infancia y adolescencia, que son los años en los que se forja casi la totalidad de la forma de ser de una persona.

Es la eterna duda que mucha gente se plantea, o la excusa de todo aquel que se equivoca en una pequeña accion de su día a día y se refugia en que ese es su carácter.

Y toda esta confusión viene por llamarle a las cosas de distintas maneras. 

Es decir, que muchas veces tenemos la razón ante distintas opiniones, pero es porque no estamos nombrando de forma correcta a las cosas.

Porque de entrada te digo que la respuesta es Sí.

Pero hay que aclarar esa contundente respuesta.

Empecemos por determinar exactamente los distintos conceptos que nos ocupan: temperamento, carácter y personalidad, y cuales son modificables o estáticos.

 

Qué es el carácter y cómo se diferencia de la personalidad y el temperamento.

 

“Las pequeñas acciones de cada día hacen o deshacen el carácter” Ana Frank

 

Empecemos por el principio.

Cuando nacemos traemos genéticamente un ADN que define nuestro comportamiento.( Se han hecho distintas investigaciones a lo largo del último siglo en las que se ha comprobado que la estructura cerebral está relacionado con los rasgos de personalidad de la persona)

A eso se le denomina temperamento, que es la parte más biológica que formará parte de nuestra forma de ser.

El temperamento puede ser de distintas formas y ahí interviene la herencia de tus progenitores. 

Cuando se dice de alguien que tiene el mismo pronto que su padre, está provocado principalmente, que no solo, por la carga genética de tu conducta.

Si quieres profundizar sobre este tema te recomiendo que le eches un vistazo a este artículo del blog Psicología y Mente, que te explica muy claramente qué es el temperamento y los tipos de temperamento en los que se basan casi todas las teorías psicológicas 

 

Debido a que el temperamento es la parte más biológica de tu forma de ser, es lo que difícilmente se puede modificar.

 

¿Se puede cambiar el carácter a los 50?

 

Pero la epigenética (ciencia relativamente nueva) viene desmontando esa creencia, al afirmar que nosotros podemos activar y desactivar muchos de nuestros genes, mediante el estilo de vida, de conductas y de la forma de pensar que practiquemos. 

Esto me parece increíble.

Además de los resultados sobre la epigenética, es que es imposible ser sólo temperamento.

Ese temperamento se desarrolla dentro de un individuo que vive en sociedad, rodeado de influencias externas que hacen que se vaya expresando de una forma u otra.

Todas esas influencias son:

  • la educación
  • los hábitos adquiridos
  • las interacciones sociales
  • las experiencias

Esas influencias sobre tu temperamento o carga genética es lo que genera tu carácter.

Así que el carácter tiene una parte de genética y una parte de influencia ambiental o adquirida ( por eso puede haber tanta diferencia en dos gemelos que tienen la misma carga genética pero al crecer desarrollan un carácter propio)

 

¿Se puede cambiar el carácter a los 50?

 

El carácter hace a la persona única y además pasa por etapas, no nos comportamos igual en todas las etapas de la vida.

Está claro que la etapa de más cambio es la adolescencia, en la que ya se ha visto que es donde uno moldea su forma de ser más claramente.

Pero el carácter va cambiando a lo largo de la vida, aunque menos en los años adultos, los cuales se caracterizan por la moderación y la estabilidad de posiciones. 

Así que tras esta primera visión ya podemos concluir que el carácter es más modificable que el temperamento.

Esta unión del temperamento más el carácter es lo que forman tu personalidad, que es nuestro patrón de comportamiento.

Hay también distintos tipos de personalidad, y en ella entran también los pensamientos , creencias y juicios.

Con toda esta información ya vemos que es un término que engloba todo lo que puede influir en tu comportamiento, y por lo tanto es muy complejo.

Ahora ya podemos ir viendo la diferencia entre esos términos tan importantes y cuáles se intuyen que son modificables y cuáles son más estáticos.

 

Mitos sobre el carácter

 

Debido a esta confusión de los términos que influyen en tu comportamiento, en general hay poca claridad respecto a la realidad.

Y se han creado unos mitos erróneos a lo largo de la historia respecto al carácter.

 

El carácter no se cambia

 

Cuántas veces has oído, es que “yo soy así y no puedo cambiar.”

Y la verdad, suena a excusa.

Hay cosas que no se pueden cambiar, pero otras, la mayoría, sí.

 ¿Puedo cambiar mi forma de ver el mundo? Sí. 

¿Puedo cambiar lo que pienso? Sí.

¿Puedo cambiar cómo me siento? Sí.

¿Puedo cambiar lo que hago? Sí.

Entonces si cambio mi forma de pensar, de actuar y de reaccionar emocionalmente a lo que me sucede, ¿no estoy cambiando mi forma de ser?

 

Este mito de que la gente no puede cambiar frena el cambio, y hace que personalmente tardemos más en decidirnos a dar el paso.

 

El actúa así por su temperamento

 

Como ya hemos visto antes, uno no es sólo temperamento

Para ello deberíamos haber vivido como El niño de la selva o en una isla desierta para ver exactamente nuestro temperamento.

Pero no es así.

Así que aunque ya hemos visto que la carga genética de nuestra personalidad, o sea el temperamento, tiene mucha influencia en cómo actuamos, también es verdad que está modificado por muchas otras circunstancias.

 

Tú no tienes personalidad

 

Es imposible no tener personalidad, y el sentido peyorativo de esa frase hace que se crea erróneamente que la personalidad siempre es positiva, cuando eso no es así.

En esa frase errónea se le llama personalidad a otro término como seguridad, carisma, confianza en sí mismo. Y no es lo mismo.

 Como hemos visto antes también hay distintos tipos de personalidad y distintas teorías de cuáles son los tipos.

Entre los más populares de hoy en día está el indicador de Myers-Briggs para la personalidad que define 16 tipos de personalidad distintas.

¿Y no estarás en ninguno de esos?

Podemos ver a simple vista que es una negación errónea.

¿Cómo se cambia el carácter a nuestra edad?

 

Lo primero es querer cambiar.

Cuántas veces te sientes mal cuando has tenido un comportamiento inadecuado, o no has actuado como deberías y cuando analizas la situación te viene la autocrítica y la autodecepción.

Ahí es donde tienes que empezar.

Darte cuenta que eso lo puedes mejorar.

No ponerte siempre metas grandes.

Solo pequeños pasos.

 

¿Se puede cambiar el carácter a los 50?
Dar pasos pequeños al trabajar los cambios en tu carácter

 

Hemos visto que la personalidad engloba muchos y distintos aspectos.

Si tú quieres cambiar puedes hacerlo simplemente empezando a modificar, DESDE ESTE MOMENTO, los comportamientos que te hacen sentir mal, poniendo en práctica los contrarios  a los que estabas haciendo, o haciendo los que se corresponden al objetivo que te fijes como cambio.

Por ejemplo si tu objetivo es dejar de ser un solitario y ser más sociable, puedes empezar por  practicar la comunicación y la sociabilidad, a través de todas las conductas que requieren la comunicación interpersonal como hablar, mirar, acercarse, preguntar, saludar, informar, ayudar, tocar, acariciar, sonreir.

Si a eso le añades una nueva actitud mental, una forma de pensar favorable a ese cambio, que las personas sociables tienen mejor reputación o lo que sea , el cambio se va consolidando. 

El problema, y por eso esas personas reticentes e incrédulas crean el mito de que no se puede cambiar el carácter, es que en todo cambio, aunque sea de unas pocas conductas, se crea una resistencia.

Nos resistimos a cambiar simplemente porque es más cómodo seguir por nuestra veredita, aunque estemos equivocados.

 Somos reacios porque nos gusta seguir en nuestra zona de confort.

 


 Cambiar, sobre todo cuando se trata de algún aspecto de nuestro estilo, forma de ser o personalidad, cuesta bastante trabajo. Tanto el cambio en sí, como el mantenimiento del mismo (se sabe que lo más difícil en la vida es mantenerse en un hábito).


 

Así que, resumiendo, hay que empezar por actuar, para luego pasar a sentir. 

Siguiendo con el ejemplo de ser más sociable, primero actúa como si fueras una persona sociable, aunque no lo seas, para después sentirte sociable. 

 Cómo ya vimos en el post de cambiar de hábitos,  el cambio de carácter es un ejemplo de ello.

Es un procedimiento en el que intervienen:

  • querer cambiar
  • saber lo que vas a cambiar
  • saber cómo cambiarlo 
  • practicar a través de conductas
  • ser constante
  • evaluar tu progreso

 

Conclusión

 

A la pregunta de si se puede cambiar el carácter a los 50 te digo que sí, pero sabiendo de lo estamos hablando.

Primero hay que saber a qué nos referimos con el término carácter.

Después empezar con pequeños cambios en las conductas, primero, para pasar más tarde a cambiar todo lo que conlleva ese rasgo de personalidad: pensamientos, sentimientos, creencias.

No conseguirás un cambio de 180 grados, porque además nadie lo quiere.

Consiste en mejorar sólo aquello que no acaba de gustarte de ti, o aquello que sabes que te provoca dificultades en tus relaciones y en tu vida.

Como siempre digo lo principal es Querer y Actitud.

Con eso tienes lo más importante hecho.

Y si lo necesitas busca ayuda de un profesional que te irá guiando.

¡Todo irá bien! 

¿Estás de acuerdo conmigo en que se pueden cambiar algunos rasgos de tu carácter? ¿Te ves capaz de hacerlo si es que quisieras mejorar en algún aspecto de tu personalidad?

Deja tu comentario y nos cuentas tu reflexión, ¡nos encanta leerte!

 

¿Se puede cambiar el carácter a los 50?

¿Se puede cambiar el carácter a los cincuenta? Mitos sobre el carácter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *