Afrontar el duelo de tu ser querido en tiempos de coronavirus

“…No toméis un aire solemne y triste.

Seguid riendo de lo que nos hacía reír juntos. Rezad, sonreíd, pensad en mí…”

Fragmento La muerte no es el final, San Agustín de Hipona

 

 

Cuando una llega a los cincuenta, lo normal, por cuestiones cronológicas, es que pierdas algunos de tus seres queridos, más concretamente a tus padres.

Pero en esta situación de pandemia en la que estamos, además de perder a personas que se van haciendo mayor o que por enfermedad nos dejan, tienes que afrontar otras pérdidas con las que no contábamos.

Y una nunca está preparada para perder a nadie.

Pero puedes tener en tus manos la forma de llevarlo de la mejor manera posible y aprender de esa pérdida muchas cosas.

 

Que entendemos como duelo

 

El duelo es el proceso de superar una pérdida cercana a ti, y que afecta en lo psicológico, en el comportamiento y a veces hasta en lo físico.

Como psicóloga y escritora de mi blog sobre el bienestar, el tema del duelo lo tenía apuntado en mi lista de temas a tratar desde el principio. Pero nunca veía el momento.

Cuando empecé con mi blog hace ya 5 meses, estábamos en pleno confinamiento y con el miedo a que mi madre, con 88 años y con un estado de salud delicado, fuera víctima de esta dichosa pandemia.

Y me daba reparo, o llámale miedo hablar sobre el duelo.

Y después de este verano en el que ella por desgracia murió por otras causas naturales de su edad, no me he sentido con fuerzas de rememorar todo lo que se mueve dentro de una cuando tenemos una pérdida cercana.

Así que lo he ido obviando y he seguido con otros temas también importantes para todas, pero no le he metido mano.

Pero como lo primero que tengo que hacer cuando hablo de algo es predicar con el ejemplo, voy a utilizar una de las técnicas de las que ya te comenté en el post sobre escribir como terapia,

(leer 16 razones por las que escribir para mejorar tu bienestar emocional)

y voy a escribir sobre todo lo que pasa dentro de ti cuando pierdes a alguien, y cómo salir de esa situación cuando en algunas personas se enquista alguna fase del duelo, por así decirlo, y no consiguen superar esa pérdida.

 

Afrontar el duelo de tu ser querido en tiempos de coronavirus

Cuales son las etapas del duelo

 

Lo primero que tienes que saber es que el duelo es algo inevitable y necesario ante esta situación de pérdida.

Pero también quiero que sepas que es un proceso dinámico. Pasa por distintas etapas y cambia con el tiempo.

Se habla mucho de las 4 fases o etapas del duelo :

Negación, lo primero que te viene a la mente es negar esa realidad. Eso te ayuda a alargar ese dolor y a tomar consciencia de cómo afrontarlo

Rabia, ante la impotencia de que no has podido o no puedes evitar esa muerte, y que no le puedes dar marcha atrás al reloj ( que es lo que todos querríamos). Además solemos buscar inconscientemente culpables.

Tristeza , en esta fase dejamos de pensar irracionalmente en que eso no ha pasado y empezamos a sentir el vacío que deja esa persona con la falta de incentivos que supone seguir viviendo tu vida en la que el ser querido ya no está y además en la que se hace dominante esa ausencia.

Reconciliación y aceptación. Yo considero que estas dos situaciones van unidas ya que empiezas a aceptar la pérdida y a considerar que tu vida tiene que seguir sin esa persona. Vuelves a tener sentimientos de alegría y buen humor.

Si quieres saber más profundamente de ellas te recomiendo que leas este artículo https://psicologiaymente.com/clinica/etapas-del-duelo

 


Estas 4 fases, que no en todos son tan evidentes, no deben dominar tu actitud y tus conductas ya que siempre tenemos el poder de afrontar cada etapa como tú decides.


Que pasa en esta situación de pandemia

 

En estos momentos en los que no se permite o no es oportuno el contacto físico entre las personas es más duro aún sobrellevar un duelo y aceptarlo.

Porque un abrazo cura, psicológicamente hablando.

Y hablo de un abrazo largo, de esos que ya se dan poco. 

Se ha estudiado mucho en psicología los efectos de los abrazos en tu crecimiento personal, y los resultados han visto que para que un abrazo sea efectivo deberían durar unos 10 segundos. ¿10 segundos? ¿No te parece una barbaridad?

Hoy en día no nos abrazamos lo necesario para que nos ayuden, parece que nos repelemos a los 2 o 3 segundos. y la pandemia ha terminado de hacer difícil esto.

Por eso quiero que lo sepas. Porque entre todos podemos recuperarlo.

Por otro lado se producen muchos más momentos de soledad.

Esta falta de situaciones y eventos sociales te hacen estar más en casa, con tu pena, o tu rabia por la pérdida, sin tener un apoyo cercano con quien llorar.

Aunque sea necesario estar a veces sola y tranquila para tener momentos de recuerdos e intimidad con la persona que falta, también es igual de necesario, sino más, poder compartir con los tuyos el duelo.

No tenemos la facilidad de antes para decidir de forma espontánea ir a ver al que está de duelo.

Ahora hay que ir con pies de plomo, pensando que no podemos estar muchos juntos, que no eres tan “cercana” como otros, que no quieres pecar de querer estar antes que nadie, y otras paranoias mentales que esta pandemia nos está provocando.

Así que no nos queda otra que trabajar más de una forma íntima y solitaria nuestro duelo.

 

Nuestra actitud en un duelo 

 

Si algo hemos aprendido en estos tiempos de covid, confinamientos, prohibiciones, desescaladas etc es que los meses pasan hagas tú lo que hagas. Te apuntes a planes o no, avances en tu carrera o en tus proyectos o no. Y estés triste o contenta.

Cuando uno se levanta por la mañana tiene la capacidad de decidir si hoy va a ser feliz.

Ya sé que suena muy radical y que te parece de antemano que no todo el mundo puede ser feliz pero yo sí lo creo.

Lo primero es porque hay que distinguir la felicidad de la alegría.

Tu puedes ser feliz con tu vida aunque en este momento veas que no va todo color de rosa. Y por ello no estés alegre o contenta.

Pero eso no significa que puedas buscar la felicidad en tu aprendizaje para afrontar esa situación dura para ti o alguno de los tuyos.

Así que esta situación de pérdida que estás pasando te puede estar acercando a las personas que más quieres, porque entre todos estáis intentando buscar la mejor forma de aceptarlo o simplemente os estáis dando ánimos unos a otros.

¿Eso ya no es algo para ser feliz?

Siempre hemos visto que ante dos personas con las mismas tragedias en su vida,( no a todo el mundo le trata igual la vida), la actitud de una y de otra hace que a uno se le note y a otro no. ¿A que sí?

 


Cada uno decide cómo le afectan las situaciones negativas a su vida.


 

Te puedes levantar por las mañanas con visión de ser feliz, o te puedes encerrar en tu pena y tu tragedia y dejar que pasen los días.

El dolor es inevitable pero el sufrimiento se puede controlar

 

Afrontar el duelo de un ser querido en tiempos de coronavirus

 

Como trabajar tu actitud en un duelo

 

Una de las cosas que puedes hacer es escribir.

Escríbele por las mañanas. O por las noches antes de acostarte, y le cuentas como te ha ido el día, tus miedos tus alegrías, como esa llamada que os hacíais para daros “el parte del día”.

Lo puedes hacer también de forma puntual en una carta en la que le cuentes todo aquello que te quedó por decirle o preguntarle aunque pienses que no tendrás respuesta. 

Las personas que somos creyentes tenemos la suerte de poder hablar con nuestro ser querido en nuestros rezos. Y le pedimos ayuda, le agradecemos cosas, y le contamos nuestros miedos, como hacemos con el Señor en nuestras oraciones.

Así que si eres creyente, aférrate a nuestra fe que tanto nos ayuda en estos momentos.

Y hablar con tus cercanos de tus sentimientos es otra buena terapia.

Tener amigos que te pregunten cómo estás mirándote a los ojos no tiene precio. Aprovecha esos momentos para expresar tus sentimientos.

Así que habla con tus amigos, o si es un familiar el que te falta, háblalo con el resto de familiares que te comprenden muy bien porque sienten lo mismo que tú.

Guárdate un cajón de recuerdos de esa persona y cuando sientas necesidad ve a él y disfruta con tus recuerdos junto a esa persona.

Como también te he comentado en el post de la memoria emocional, nuestra mente va a recordar lo más bonito y a suavizar alguna situación más negativa si es que la hubo con esa persona.

Y eso te da mucha paz. Si había algo enconado en vuestra relación seguramente se irá diluyendo hasta convertirse en una niebla que se va disipando y no tapará el resto de recuerdos maravillosos que tengas.

Así que trabaja tus fases del duelo pero con calma, que es la mejor compañera.

 

Conclusión

Ante la frase ya conocida de que el tiempo lo cura todo hay que ser algo cauto porque es un poco peligrosa con respecto al duelo. 

Porque tu felicidad no puede estar condicionada a que pase la vida , el tiempo que tu mente decida. 

Así que la mejor solución es vivir en presente, porque con el coronavirus el futuro es un poco incierto.

Y homenajear a esa persona que nos falta de la manera que más le gustaría a ella, volviendo a ser feliz.

Disfrutando de los aprendizajes que has tenido en tu vida gracias a ella y a su pérdida que también nos enseña.

 

Espero que saques algo de todo lo que te cuento si es que has tenido una pérdida reciente.

Cuéntanos cual es tu manera de seguir adelante y de homenajear al que falta.

¡Nos encanta leerte!

Afrontar el duelo de un ser querido en tiempos de coronavirus

 

 

 

 

 

 

 

Afrontar el duelo de tu ser querido en tiempos de coronavirus

4 pensamientos en “Afrontar el duelo de tu ser querido en tiempos de coronavirus

  • 7 noviembre 2020 a las 19:09
    Enlace permanente

    Fantástico Sandra, habrá que dejarlo en Favoritos para tirar de él en ese momento. Para mí también es fundamental y vital escribir.
    Muchas gracias por compartir tus experiencias.

    Responder
    • 9 noviembre 2020 a las 08:57
      Enlace permanente

      Ojala no tengamos que tirar de ello pronto. Pero es mejor tenerlo en cuenta y llevarlo lo mejor posible. Un beso!

      Responder
  • 10 noviembre 2020 a las 09:39
    Enlace permanente

    Gracias por plasmar tan bién y claro lo que te ocurre cuando pierdes a alguien y sobre todo en estos tiempos tan difíciles. Nada peor que reprimir un abrazo en un funeral, si has tenido“la suerte” de poder hacerlo.
    Fundamentales la Fé, la familia y los amigos en este proceso.
    Creo que hay que hablar más de la muerte, con tu familia, amigos, que no sea un tema tabú y de forma natural porque eso también ayuda a verla como algo que sucede (aunque nadie queramos) es lo único que es cierto que nos va a suceder en la vida y ayuda muchas veces cuando las persona se van.
    Gracias Sandrita. Un besazo y abrazo ¡¡qué ganas!!

    Responder
    • 12 noviembre 2020 a las 17:42
      Enlace permanente

      Ay Mercedes cuánto ejemplo nos has dado con tu forma de afrontar el duelo. Ahí está la clave, donde apoyarte y como tú bien dices los más importante son La Fe, la familia y los amigos. Muchas gracias por compartir tus sentimientos con las demás. Un beso!

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *