16 razones por las que escribir para mejorar tu bienestarcribir para mejorar tu bienestar

 

Siempre me gustó escribir.

Escribir para mí, en mis diarios de adolescente, y para otros, en cartas que nos envíabamos en tiempos en los que solo teníamos papel y bolígrafo, para comunicarnos con los amigos.

Porque siendo la menor de 9 hermanos os podéis imaginar la poca intimidad que tenía con el teléfono, unido a un cable, en la salita de estar de mi casa, en la que siempre había alguno de los once que éramos de familia.

Así que se entiende el porqué de mi atracción por la escritura.

Ahora, llegadas a nuestros 50, pienso que es importante para todas.

Incluso para la que no le guste escribir o se sienta incapaz, ya que tiene miles de beneficios, entre ellos ayudar a tu bienestar mental,  simplemente haciendo que te conozcas mejor.

Te comparto algunas evidencias de eso, y algunos porqués de escribir todos los días para mejorar tu salud.

 

En qué consiste la escritura como terapia, o ayuda para tu salud mental

 

Muchas veces crees que te conoces.

Que sabes lo que piensas o sientes ante alguna situación o comportamiento.

Pero notas que hay contradicción en tu interior.

Y no sabes a qué se debe.

Es el momento de ayudarte de la escritura para saber cuáles son esos pensamientos o emociones que te provocan conflictos en tu interior.

A lo mejor no lo quieres compartir con nadie.

O quizás quieras que alguna persona que ha sufrido esa contradicción en tu interior, con algún mal gesto o alguna contestación inoportuna, sepa de esos pensamientos y ese malestar que ha provocado un roce en vuestra relación.

Y quizás en forma de carta te atrevas a contárselo, en vez de hacerlo hablando.

En cualquier caso, sea de forma íntima o compartida, el plasmar en papel tus pensamientos, te va a ayudar a soltar tensión y estrés en tu día a día.

Incluso cuando sólo quieres hacer una planificación de tu día o semana, y pones por escrito tu lista de prioridades en el día o los to-do de la semana, organizarte y sentir que te da tiempo a todo,  ya te está liberando tensión de tu mente.

Si eso no lo escribes, te será más difícil tener claridad de mente para ver si llegas o no a todo.

El nivel de profundidad en la escritura lo decides tú.

Pero también se va avanzando en eso.

Puedes empezar solo por hacer una lista de prioridades y evaluar al final del día lo que has podido o querido hacer y lo que no.

Y poco a poco ir profundizando, a través de esas prioridades, el porqué no lo has conseguido, o qué has sentido cuando has intentado hacer alguna de las actividades de tu lista y ha aparecido algún contratiempo.

Seguro que al ver lo bien que te sienta escribirlo vas a repetirlo algún que otro día.

 

16 razones escribir para tu bienestar

 

Cuáles son las 16 razones para escribir todos los días 

Hay miles de artículos e investigaciones sobre los beneficios de escribir con respecto a tu salud mental, pero no voy a profundizar en ello.

Cuando me puse a pensar en qué tenía de bueno, hice una lista de muchas ventajas de escribir, sin tener el cuenta el fin de ello.

Y seleccioné sólo 16.

Sea cuál sea tu opción de querer escribir, tienes donde elegir.

 

1 Ayudar a tu memoria.

 

Es la primera que se me ocurre.

A nuestros 50 ya no podemos tener todo en la cabeza.

Tenemos que ayudar a nuestra memoria a recordar citas, fechas, llamadas por hacer y cualquier dato que nos sea necesario recordar.

Así que la razón más primordial que tienes para escribir es ésta.

 

2 Sentarte unos minutos al día y dedicarlos a ti

 

Vamos corriendo todo el tiempo.

Y seguro que casi todas las obligaciones que tienes son para otros: hijos, marido, padres…

Así que sentarte a escribir es un momento para dedicarte unos minutos a ti y tus pensamientos, miedos, emociones…

Es poco tiempo el que le tienes que dedicar, el que quieras, y es mucho lo que te beneficia, así que en relación salud personal /tiempo dedicado, tiene un nivel altísimo.

 

 3 Agradecer cosas que te han pasado en el día

 

Si no quieres profundizar en tu mente, simplemente haz una lista de 10 cosas que agradecer en ese día.

Verás que nos quejamos demasiado,  y magnificamos lo negativo que te pasa en el día hasta llegar a decir: “hoy el día ha sido un horror”.

Cuando en realidad, si lo analizas, encuentras mucho más de 10 cosas que agradecer en el día:

Que tu hijo te ha sonreído cuando ayer discutisteis,

que la niña se ha levantado a tiempo y ha sido capaz de dejar su cuarto recogido,

que tienes tiempo de sentarte a escribir un ratito antes de salir a trabajar,…

No sigo porque son tantas las cosas que agradecer que no pararía.

 

 4 Expresar algo que sientes y no le puedes contar a nadie.

 

Hay veces que estás sola, literalmente, y te pasa algo que no quieres dejar pasar.

Que necesitas expresarlo para no quedártelo dentro, por ejemplo un sueño.

Dicen que es bueno escribir algún sueño que tienes y te impacta por lo extraño que es.

 

5 Prevenir la degeneración neuronal

 

No sé tú pero hay veces que cuando estoy hablando, no encuentro una palabra que quiero decir.

Sé la definición pero no me sale el nombre.

Y me da un miedo horrible, no quiero perder la poca fluidez verbal que pueda tener.

Pues el tener la mente activa es una buena forma de hacer trabajar a las neuronas, y la escritura es una maravillosa manera de ello.

Tienes que relacionar y activar muchas zonas del cerebro para lograrlo y es estupendo a nuestra edad.

 

6 Prepararte una conversación o reunión importante.

 

A lo mejor tienes pendiente una charla con alguien en la que no quieres meter la pata o que se te olvide cualquier cosa. 

Y te es muy útil estructurarla.

Aunque luego no la sigas al pie de la letra porque no somos robots. 

A mí siempre me ha servido mucho.

O una reunión importante en la que quieres exponer algunos temas que no quieres que se traten mal o de una forma que no es la que tu pretendes.

O decisiones que hay que tomar.

 

16 razones para escribir

 

 7 Organizar tu rutina

 

Si no quieres profundizar en la escritura, úsala aunque sea para organizarte.

Si pones por escrito lo que tienes que hacer y las horas que cuentas para ello te será mucho más fácil lograrlo.

En papel se ven mejor todas tus tareas y obligaciones, y se te quita estrés de pensar que no tienes tiempo para nada. 

Verás que incluso tienes ratos de descanso o disfrute.

Así que escribe tu día a día siempre que puedas.

 

8 Sacar tus pensamientos negativos fuera

 

El primer paso para Ver el vaso medio lleno es reconocer tus pensamientos negativos.

A lo mejor te es difícil reconocerlos, no te gusta pensar así.

Pues escríbelo.

Y verás como cambia la intención del pensamiento.

Seguro que usas ese pensamiento en algo bueno para ti.

Aunque sea para conocer lo que sientes cuando estás en alguna situación o con alguna persona.

Y ver que no es tan importante y que tienes que dejar de pensarlo.

 

9 Conocer tus miedos y debilidades

 

A lo mejor no sabes a lo que tienes miedo.

Y al escribirlo lo traes al presente, y te sientes mejor después de conocerlo.

Ya que puedes controlarlo más fácilmente.

Y anticipar reacciones exageradas que antes te provocaba ese miedo pero que ya vas superando.

 

10 Hacer un diario para los tuyos.

 

Una buena manera de dejar un legado a los tuyos en el futuro, es escribiendo un diario o cuaderno de vida.

Anota las cosas que crees que le gustaría conocer de ti y de tu vida a tus nietos y bisnietos.

Siempre he pensado que si mi padre hubiera seguido con nosotros en los últimos 6 años, seguramente habría abierto un blog con sus historias.

Tenía mucho que contar y lo hacía estupendamente.

Por suerte él también escribía mucho y tengo muchos escritos de la historia de su vida y la de su familia.

Me encanta cogerlos y leerlos de vez en cuando. 

Me hace sentirlo muy cerca.

 

11 Relatar una etapa o experiencia de tu vida

 

Relacionado con lo anterior, quizás estés viviendo una época importante en tu vida y quieras dejarla por escrito.

Una enfermedad, una pandemia como la de ahora, un viaje especial…

Cualquier excusa que te ayude a soltar emociones delante del papel y te obligue a ordenar las ideas.

 

12 Escribir una carta a un ser querido que ya no está

 

He oido algunas veces en mi vida la sensación que se queda cuando pierdes a alguien y sientes que te faltaron muchas cosas por decirle.

Y te hace estar triste.

Si a ti te pasa, piensa por un momento que está en el extranjero y que te dan una última oportunidad para escribirle y hablarle sobre cualquier tema que no hubieras podido hacer cuando estaba en vida.

Vas a sentir alivio al escribirlo aunque no obtengas respuesta.

Te hace pensar que no se quedó nada en el tintero.

 

13 No perder tu caligrafía

 

16 razones para escribir para tu bienestar

 

“Yo tenía una letra estupenda”, “yo era una crack cogiendo apuntes, todos me los pedían”.

¿Te suena algo de eso?

Pues es una pena que lo pierdas, escribir bonito es un arte.

A mi por lo menos, se me van los ojos detrás de una letra bonita y ordenada.

Después de 3 varones seguidos, cuando mi cuarta hija empezó a tener sus cuadernos de lengua, volví a disfrutar al corregir su tarea o ayudarla en alguna duda.

Lo de mis hijos varones era un horror, unos cuadernos que daban pena verlos. 

Y por más empeño que yo ponía, ellos no ponían ninguno.

Así que cuando llegó esa letra redondita y esas páginas adornadas con algunos colores monos, morí de amor, jeje

Ahora en serio, no dejes de escribir a mano para mantener tu letra bonita.

Aunque exista el mundo digital, el tener escritos a mano de tus seres queridos es un bonito recuerdo que nunca dejará de gustarnos, lo digo por experiencia.

Y a los tuyos le pasará lo mismo seguro.

 

 14 Coger apuntes como en tu época de estudiante

 

Puedes volver a tus años de estudiante teniendo cuadernos para apuntes de algún documental que veas o historia que no quieres perder.

Hoy en día hay mil documentales chulos en Neflix, youtube o google sobre temas de los que te gustaría saber más.

Puedes anotar todas esas cosas que has visto y oído y al apuntarlas se quedan mejor en la memoria.

Y las tienes para consultarlas en cualquier momento.

Siempre se ha dicho que una forma muy buena para ayudar a estudiar es escribir.

15 Guardar ideas que te llegan en cualquier momento

 

Todos tenemos la imaginación despierta durante el día.

Y después se va.

Así que antes de que pierdas esas ideas es muy bueno anotarlas. 

Ya sea de trabajo, de tu casa, familia,… Incluso de decoración 

Lo mejor es que lleves una libreta encima y las anotes en cuanto te vengan.

Después cuando llegue el momento de ponerte con algo relacionado, sacas tus anotaciones y las usas. 

No perderás ningún detalle.

 

16 Darte a conocer

 

Quizás quieras empezar a compartir con los demás ideas o temas que conoces o que te apasionan.

Ahora tienes ganas de exponerlo al resto del mundo.

Como me ha pasado a mí.

Toda la vida aprendiendo y absorbiendo ideas de Psicología y ahora he sentido la necesidad de compartirlo a través de mi blog.

¿Quién dice que tú no puedes hacer lo mismo?

Puedes ser una experta en algún tema y abrir un blog o una cuenta de redes sociales en la que compartir tus escritos sobre el tema que conoces.

 

Cómo empezar a escribir en tu rutina

 

Es más fácil de lo que crees.

Una vez que ya tienes tantas razones para hacerlo, busca la tuya.

O selecciona unas cuantas.

Y coge una libreta y un boli y empieza.

Yo siempre empiezo por poner la fecha, para recordar a simple vista en qué día escribí aquello.

Busca el momento que sea más oportuno para ti.

Lo ideal es a primera hora de la mañana, pero a lo mejor a ti te viene mejor en un rato tranquilo antes de comer. 

O por la noche después de cenar.

Haz la prueba y durante los primeros días escribe a distintas horas del día.

Tú misma te darás cuenta en cuál de esos momentos te es más fácil escribir y sacar de dentro lo que tienes.

Esto es como un hábito o rutina más, tendrás que ponerle empeño en los primeros momentos para afianzarlo.

Ya luego te saldrá solo.

 

Conclusión

 

Son muchos los beneficios y lo que te aporta la escritura como forma de soltar tensión y desahogarte de pensamientos y dudas que nos vienen a casi todas a diario.

Es una maravillosa forma de conocernos y mejorar nuestra salud emocional.

No pienses que tú serías incapaz porque no es así.

Todas tenemos los recursos para hacerlo.

Sale directamente del corazón y si no quieres no tiene porqué leerlo nadie.

Así que ¡anímate a escribir!

Coge libreta y boli y empieza cuanto antes.

 

¿Cómo lo ves?

¿Piensas que entra en tu rutina? ¿Has escrito alguna vez al menos un diario?

¡Cuéntanos, que nos encanta leerte!

 

 

 

 

16 razones por las que escribir para mejorar tu bienestar emocional

10 pensamientos en “16 razones por las que escribir para mejorar tu bienestar emocional

  • 25 septiembre 2020 a las 18:28
    Enlace permanente

    Totalmente identificada Sandra, practico mucho de los puntos que detallas, pero gracias por animarme a seguir con esta tarea tan rara hoy en día que es coger un bolígrafo y un papel.

    Responder
    • 28 septiembre 2020 a las 08:49
      Enlace permanente

      Claro que sí Carmela. Verás como aunque sea raro todavía se puede disfrutar teniendo cuadernos bonitos. Un beso

      Responder
  • 29 septiembre 2020 a las 21:47
    Enlace permanente

    Me ha encantado Sandra. Dices verdades como puños!
    Siempre me ha encantado resumir y escribir mi día, pero soy poco voluntariosa por lo que lo he hecho siempre a brochazos, unas épocas mucho y otras nada.
    Además adoro las listas, estoy todo el día con ellas y son una gran ayuda para mi malísima memoria.
    Así que me pondré manos a la obra. Elegiré un momento del día , creo que mejor el desayuno, para empezar un cuaderno y ya te contaré !!
    Bss

    Responder
    • 1 octubre 2020 a las 19:10
      Enlace permanente

      Como ya comenté en su día crecí rodeada de influencers y tú eres una de ellas. Recuerdo que eras “mariquita lista”, todo el día haciendo listas para todo. Y así has conseguido llegar a todo como llegas en tu día a día. Un beso!!

      Responder
  • 30 septiembre 2020 a las 22:29
    Enlace permanente

    Tengo esa costumbre de hace tiempo y en ocasiones diferentes personas me decían que no era buena porque se recordaban cosas buenas y tb malas o que me iba a agobiar cuando no terminaba la lista de tareas que me proponía .
    Pero la verdad es que me ayuda a centrarme, a ver cómo me cunde mi tiempo, a organizarme y sobre todo a darme cuenta como reacciono a situaciones que en algunos momentos me parecen un mundo y luego cuando las releo las veo como tonterías. Gracias por las reflexiones

    Responder
    • 1 octubre 2020 a las 19:12
      Enlace permanente

      Que maravilla que te venga tan bien escribir! Si es que es una técnica estupenda para todo el mundo. Muchas gracias por compartirlo con todas!

      Responder
  • 2 octubre 2020 a las 08:59
    Enlace permanente

    Me he visto completamente identificada Sandra. Desde siempre hago listas para todo, me ayuda a centrarme , a ver claro, y desde hace no tantos años escribo para desahogarme, nadie lo lee ni lo leerá nunca pero me ayuda mucho en el momento y además si lo leo al tiempo tengo una visión de la realidad con otra perspectiva.
    Gracias por recordarme sus beneficios.

    Responder
    • 21 octubre 2020 a las 13:04
      Enlace permanente

      Que bien Rocio. Me alegro mucho que lo hagas y que te sirva para desahogarte. debe ser el principal motivo. Un beso

      Responder
  • 12 octubre 2020 a las 10:23
    Enlace permanente

    Jolín qué bien, Sandra, lo que has reflexionado sobre Escribir!
    Resulta que, sin saberlo, llevo haciendo todo lo que relatas.
    Total que gracias a ello es por lo que me siento tan bien, tan feliz, tan satisfecha y tan segura de cómo voy por la Vida.

    Responder
    • 13 octubre 2020 a las 08:21
      Enlace permanente

      ¡Hola Bambina! Cómo me alegro que te esté funcionando tan bien el hecho de escribir. Que alegría que seas tan positiva y transmitas tanta energía. Un beso

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *